Maridajes - Con cócteles

El Martini

El cóctel por excelencia.

Por César Moreno
2018-5-19

Sin duda es el MARTINI, el coctel por excelencia. También es verdad que a la gran mayoría de los argentinos no les agrada plenamente o peor aún no le gusta nada.

Pero tal vez una de las razones por las cuales el MARTINI, ha tenido resistencia entre los argentinos sea que lo piensan demasiado solo y a mi entender cuando un argentino piensa en bebida no puede ni minimanente escindirlo de la comida, intentaremos en este artículo acercar algunos maridajes para que tal vez ese MARTINI, que te cuesta o no te convence te empiece a seducir y porque no a enamorar.

En esa combinación de gin, vermut francés y su adorno de aceituna verde, se mezclan, dependiendo del gin (tema que tendrá mucho tratamiento en PLACERNAUTAS) el enebro y una multitud de aromas y sabores donde los herbáceos suelen tener una preeminencia, los aromas del vermut francés son importantes desde cierto dulzor y tonos ácidos. Todo ello nos permite pensar en comidas con grasas muy medidas y con texturas que equilibren los crujiente y lo blando. Con sabores salados y asidos en un fondo de sutil toque aceitoso.


"Sin duda es el MARTINI, el coctel por excelencia. También es verdad que a la gran mayoría de los argentinos no les agrada plenamente o peor aún no le gusta nada."


Así y solo como la aproximación a algunas posibilidades, podríamos maridar un MARTINI, con unas verduras asadas, zucchinis, berenjenas, cebollas, zanahorias y puerros (evite el morrón) y porque no con alguna papa asada alineadas con un toque de aceite de oliva en la plancha caliente o en la fuente y gotas de vinagre de vino. Esto junto a unas rabas recién sacadas crujientes y blandas a la vez permitirán dos MARTINIS y una muy buena expresión en cada trago-bocado.

O tal vez unas tostadas, no tan crujientes con un escabeche de conejo o de perdices, sin dejar de montar en la misma parte de las cebollas y zanahorias del escabeche, unos trozos de brie no maduro completaran la entrada con ese MARTINI bien seco que arrastrara aceites y alargara los buenos sabores del trago y del siempre complejo escabeche.

Finalmente y para los mas audaces un plato principal para nuestros dos MARTINIS, una trucha a la plancha siempre en su punto de cocción y en los últimos dos minutos la cubrimos con manteca y alcaparras previamente sarteneadas aparte. Guarnicion o zanahorias glaseadas no muy dulces o suffle de zanahorias, y como sugerencia en lugar de la tradicional aceituna, lave dos alcaparras y póngalas en el pincho del MARTINI.

Ojala alguna idea surja o apliques para que este (tal vez el mejor coctel de la historia) sea mas consumido en nuestro país.




Si te interesó la nota, compartila.
Dejanos tu comentario
Placernautas
La comunidad de los navegantes del placer.
2018 | Todos los derechos reservados.

Prohibida la reproducción total y/o parcial de esta publicación por cualquier medio o procedimiento sin para ello contar con la autorización previa, expresa y por escrito del editor. Toda forma de utilización no autorizada será perseguida con lo establecido en la Ley Federal del Derecho de Autor. El contenido de los avisos publicitarios y de las notas no es responsabilidad del editor ni expresa sus opiniones.

César Moreno

Apasionado por el vino y las bebidas espirituosas. Es docente en la escuela de gastronomía Gato Dumas.

Gustavo Trovant

Diseñador de sitios web. La cocina y una buena bebida son sus hobbies.

Buscar...