Vinos - Nota de fondo

Doña Paula Smoked Red Blend 2018

Cómo es el nuevo vino "ahumado" para acompañar el tradicional asado argentino.

Por Placernautas
2019-6-26

En momentos en que los críticos buscan vinos cada vez más frescos, ácidos, austeros y despojados, hay bodegas que no se olvidan que todavía hay un enorme grupo de consumidores que no solo no reniegan de la madera, sino que la buscan.

Una de esas bodegas es Doña Paula, que acaba de presentar en Buenos Aires su último lanzamiento: Smoked Red Blend 2018, un corte de Cabernet Sauvignon, Malbec y Bonarda, elaborado con uvas provenientes de Luján de Cuyo, y que tuvo un particular método de crianza.

"Estábamos buscando un vino que fuese ideal para acompañar todo tipo de carnes. Y, luego de muchísimas pruebas y más de un año de trabajo, dimos con este blend, que tiene un link con el tradicional asado argentino", planteó Marcos Fernández, enólogo de la bodega.

¿Por qué su producción demandó tanto tiempo? Según relató, "hicimos todo tipo de pruebas para ver cómo podíamos lograr el mejor ahumado, que se perciba pero que no tape la fruta. Y esto nos obligó a testear diferentes maderas y distintos tiempos en crianza, hasta que dimos con el perfil que más nos gustaba".

¿Cómo se elaboró entonces este #vino? El vino primero estuvo unos 9 meses en barricas de segundo, tercer y cuarto uso.

Posteriormente, a las barricas se les sacó la tapa y el fondo y se las ahumó sobre fogatas de algarrobo, durante 15 minutos de cada lado.

"Elegimos el algarrobo porque es una madera muy utilizada en la zona de Cuyo para hacer asado. Y la realidad es que nos dio un muy buen resultado", apuntó Fernández.

"Con esos 30 minutos logramos un buen toque ahumado, sin llegar a quemar las barricas. Por eso es que el ahumado es elegante y no tapa a todo el resto", agregó.


Luego, los operarios de la bodega volvieron a armar las barricas y se llenaron con el vino, que permaneció otros tres meses de crianza.

¿Qué propone este vino? En Vinos & Bodegas lo degustamos y nos encontramos con un vino menos "maderoso" de lo que se esperaba. Hay una aromática profunda, que remite a las especias, a las frutas rojas y negras y sí, está el esperado humo, pero no están demasiado exacerbadas las notas de caramelo o vainilla. En el paladar es súper amable, bien sucroso, con taninos maduros de pulso dulce y una barrica que acompaña, sumado a un toque de azúcar residual.

El enólogo afirmó que "fue pensado para acompañar todo tipo de carnes y en diferentes preparaciones", si bien aseguró que él lo prefiere junto a un asado de t-bone madurado durante 40 días.

Incluso, Fernández explicó que este vino es versátil y se presta a otras ocasiones de consumo como, por ejemplo, acompañar un habano.

Respecto de los planes comerciales, esta etiqueta –de la cual se elaboraron unos 80.000 litros- ya se comercializa en los Estados Unidos, principalmente en aquellos Estados donde hay pisan fuerte los steakhouses, como Texas y Florida.

Ahora, la idea es que comience a imponerse en el mercado interno, especialmente en parrillas y restaurantes especializados en carnes. Se consigue a un precio sugerido de $450.


Por Juan Diego Wasilevsky

VINOS & BODEGAS

Si te interesó la nota, compartila.
Dejanos tu comentario
Placernautas
La comunidad de los navegantes del placer.
2018 | Todos los derechos reservados.

Prohibida la reproducción total y/o parcial de esta publicación por cualquier medio o procedimiento sin para ello contar con la autorización previa, expresa y por escrito del editor. Toda forma de utilización no autorizada será perseguida con lo establecido en la Ley Federal del Derecho de Autor. El contenido de los avisos publicitarios y de las notas no es responsabilidad del editor ni expresa sus opiniones.

César Moreno

Apasionado por el vino y las bebidas espirituosas. Es docente en la escuela de gastronomía Gato Dumas.

Gustavo Trovant

Diseñador de sitios web. La cocina y una buena bebida son sus hobbies.

Buscar...